miércoles, diciembre 02, 2009

Este es el diario de Niña Jonás (13)

Hoy es mi cumpleaños y voy a celebrarlo por todo lo alto.
Me voy a comprar una botella de un buen cava y me lo voy a beber yo sola, la botella entera. El que quiera que me llame y yo le invito. Una botella por persona; 3 personas, 3 botellas; 20 personas, 20 botellas. Un ruido sordo y seco. Todos desplomados. Nunca me había bebido yo sola una botella entera de cava, nunca había bebido cava estando sola.
En realidad hoy no es mi cumpleaños. Es sólo una excusa para beber champán, bueno, cava, a mí me da igual, como no entiendo no encuentro la diferencia, y menos estando tan sola y tan borracha.
En realidad no estoy borracha, sólo me he bebido una cerveza, media lata de cerveza; digo que estoy borracha pero sólo es una excusa para justificar esta entrada en mi blog, en este blog que nadie lee porque a nadie le interesa lo que yo escribo, y no me extraña porque hoy todo el mundo escribe, y hacen muy bien, a mí me gusta que todo el mundo escriba; bueno en realidad me da igual que la gente escriba porque yo no lo voy a leer, sólo me voy a emborrachar con la botella de sidra El Gaitero que tengo en la nevera, y no porque me guste la sidra El Gaitero, sino por ver qué pasa si me bebo una botella de sidra que caducó en noviembre del año 1988, así lo pone en la botella: CAD: NOV 88; y me pregunto qué hace una botella de sidra El Gaitero caducada en noviembre del 88 en mi nevera, si yo en noviembre del 88 ni siquiera vivía en esta casa; es un misterio, no sé quién puede haberla metido en mi nevera, cómo es posible que hasta ayer no reparara en esa botella de sidra caducada hace más de veinte años.
Mejor no me la bebo hoy; mejor me la guardo para el día de mi cumpleaños, que es dentro de unos días, muy pocos, esta vez de verdad. A ver qué pasa, a ver si alguien me salva. A ver si ese día alguien me impide beberme esa botella. A ver si ese día, el verdadero día de mi cumpleaños no estoy tan sola.

10 comentarios:

lobita dijo...

empiezas con cava y cumpleaños y acabas sin sidra y sin cumple!yo una vez encontré una guindas caducadas en el 89 en la nevera de una casa en la que vivía desde el 2000 y me di cuenta de que me había mudado con ellas, o sea las había mudado a ellas conmigo...felicidades.

lobita dijo...

Por cierto, usas muy bien los puntoycoma, qué envidia.

Niña Jonás dijo...

Pues puede que hayas resuelto el misterio y haya sido eso, que me mudé a esta casa con la botella metida en una maleta (punto y coma) o puede que sea uno de esos misterios irresolubles que nos recuerdan que estamos muy lejos de tener el control absoluto sobre nuestras vidas, lo que por otra parte hace que todo sea mucho mas emocionante.

lobita dijo...

¿y, entonces, por si acaso, nos llevamos a cuestas las guindas y las sidras? ¡noooooooO!

Bernier dijo...

Me encanta tu diario ;) Gracias!

Niña Jonás dijo...

Gracias a ti, Bernier.

Tomiboy dijo...

la sidra caducada está muy buena, yo la he probado. Es como una mezcla entre cava y oporto (o eso me pareció a mí). Se pone más oscura también.

upupa dijo...

Pues a mi me gusta como escribes,y la forma de contar las situaciones que te pasan. Me has hecho reir unas cuantas veces imaginándolas.Ánimo y adelante.
Por cierto,estoy viendo que esto es del 2009.Ya no escribes o qué?
Un saludo!

Anónimo dijo...

Niña jonas
¿de donde eres?
¿y que años tienes?

No lo digo por la edad que tengas para beber, sino bueno para saber algo más de tí.

Por cierto, te has bebido ya esa botella? Como despues no has escrito, pensaba que quizás te había pasado algo, espero que no.

Yo soy un chico de 34a de Elche.

Niña Jonás dijo...

Hola, chico de Elche.
Me bebí esa botella e incluso otras cuantas después de esa y no me pasó nada, gracias por preocuparte por mí.
Sé que hace mucho que no doy señales de vida, pero es que a veces me apetece contar lo que me ocurre y otras prefiero guardármelo; debe de ser que ahora estoy en esa fase, o quizá sea pereza, no lo sé. Pero creo que pronto volveré a salir de mi burbuja; hay algunas cosas que me apetece compartir.
Gracias por leer mi diario y un beso enorme.
N.J.